NEUQUÉN - La Justicia decretó la quiebra de la empresa de servicios petroleros OPS, y junto con ello la inhibición general de bienes de la firma y la clausura de domicilios y predios. Además, los responsables de esta compañía no pueden abandonar el país por más de un año. Es porque se investigan maniobras de lavado de dinero, durante los años donde OPS contaba con privilegiados contratos con YPF.

OPS pertenece a Mario Cifuentes, el empresario que tuvo un explosivo crecimiento en la gestión kirchnerista y que es investigado por supuesto lavado de dinero. En una resolución dictada días atrás, la jueza Vivian Fernández Garello del Juzgado Comercial 31 declaró la quiebra de OPS, la inhibición general de bienes de la firma y la clausura de domicilios y predios (entre ellos el de la Ruta 22 en Cipolletti).

También ordenó la interdicción de salida de sus responsables: Claudio Codina (el dueño de la conocida parrilla “La Raya”, puesto como presidente a principios de año), Mario Cifuentes, su esposa Mirtha Sali y su hijo Pablo Cifuentes. La orden rige hasta el 27 de febrero de 2020.

Una investigación de los periodistas de “Río Negro” Ítalo Pisani y Javier Lojo había revelado un desarrollo patrimonial de 2.500% durante seis años del gobierno anterior, millonarios contratos con el Estado, así como las múltiples empresas que poseía Cifuentes y vínculos con personajes clave del poder K, como Osvaldo “Bochi” Sanfelice (socio de Máximo Kirchner) y el ex senador Nicolás “Tito” Fernández.

En su fallo, la jueza dispuso asimismo el secuestro de rodados y maquinarias de la empresa. Para ese propósito, requiere el auxilio de Gendarmería y de la Policía de Neuquén y Río Negro para que custodien e impidan la salida de los bienes.

Sin embargo, “Río Negro” había advertido que un número indeterminado de rodados y maquinaria pesada ya fue trasladada a Córdoba mientras transcurría el proceso de concurso de acreedores. Este diario detectó que fue creada la sociedad Metanoia Eq SA, a cuyo frente se colocó a Pablo Cifuentes, el hijo de Mario. No fue todo. En abril de este año se formó otra sociedad en Buenos Aires: Tibboh SA. En ambas, dos empleados jerarquizados de OPS acompañaron a Pablo como socios: Raúl Sevilla y Sebastián Casasnovas. Las dos firmas fueron creadas con el objeto de arrendar maquinaria pesada a empresas constructoras.

Asimismo, se reveló que Cifuentes tiene propiedades y tres constructoras en España. Pesquisas judiciales recientes detectaron además que hubo trasferencias de al menos dos millones de euros a una cuenta de Cifuentes, que habrían provenido de firmas offshore ubicadas en paraísos fiscales, una de las cuales tiene vínculo con Martín Báez, hijo de Lázaro, procesado y detenido por la causa de la ruta del dinero K.

El fracaso del proceso concursal con acreedores como Afip (a la que OPS debía 800 millones de pesos), Finning (distribuidora de máquinas Caterpillar) y Banco Ciudad de Buenos Aires, entre otros, determinó la decisión de la quiebra, que obliga a instituciones financieras a cerrar todas las cuentas corrientes del fallido y plazos fijos. Se deja en claro que los saldos deberán ser transferidos al Banco Ciudad de Buenos Aires.

Dentro de los cinco días de la notificación, el síndico se expedirá sobre la posibilidad de continuación de la explotación de algunas de la empresa y firmas subsidiarias. Como informó este diario, la constelación de sociedades creadas por Cifuentes es impactante: más de 20 empresas entre ellas, Geoterra, Tecran, Noscohue, Ygro, Hipernova, Hornivial, Unicma, etc. Hacían negocios con la minería, el alquiler y transporte de camiones, la producción petrolera, la metalúrgica, construcción de caminos e, incluso, eventos deportivos.

OPS construía 100 kilómetros de asfalto en la Ruta 40, entre Barrancas y Malargüe. El decreto de quiebra ordena a Vialidad Nacional que “se abstenga de realizar pagos en virtud del contrato declarado ineficaz” y la intima a que transfiera todos los fondos por el tramo II de esa ruta a la cuenta de la contratista Chediack SA con la que OPS celebró contrato.

En 2003, OPS registraba en su balance un saldo de $ 73.000. Un año después saltó a $ 766.000. En 2009 el patrimonio neto era de $ 43 millones, el doble que en 2008.

Fuente: El Río Negro