ZAPALA - La espiral de violencia familiar que se vivía en la casa de los Jara llegó a su punto más alto este domingo cuando dos jóvenes asesinaron a su propio padre porque éste -según dijeron- golpeaba repeditamente a su madre.

Matías y Fernando Jara, de 20 y 27, decapitaron a su padre en plena calle Según testimonio de los vecinos uno de los jóvenes le dijo a su padre: "yo voy en cana pero vos no le pegás más a mi mamá".

Según los testigos, Matías y Fernando sacaron de la vivienda -ubicada en el barrio Zona II- a Orlando Jara, su padre, de 51 años y en plena calle lo golpearon con una barreta y lo decapitaron cuando estaba inconsciente.

Cuando llegó la policía encontró el cuerpo del hombre tendido en la calle con la cabeza apoyada sobre su pecho, con un cuchillo incrustado.

Entre las tareas investigativas que encabezaron para esclarecer el parricidio, los pesquisas recolectaron testimonios de los vecinos, quienes daban cuenta de que tanto los dos hijos como su madre eran víctimas de violencia ejercida por parte del hombre asesinado, según reseña Crónica.

A partir de ello, indagaban sobre la existencia de denuncias por violencia de género. El fiscal que interviene el caso también espera los resultados de la autopsia al cuerpo de Jara para determinar si estaba con vida al momento de ser decapitado. Los asesinos, en tanto, fueron detenidos sin oponer resistencia algunos minutos luego del hallazgo del cuerpo y serán imputados este lunes por "homicidio agravado por el vínculo".