BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un nene de 8 años ingresó a punta de pistola a una joyería, amenazó de muerte a su dueño y le exigió la entrega del dinero del local. El dramático episodio se produjo en un comercio céntrico de la localidad bonaerense de Moreno.

"El pibito me dijo que le diera todo, que no me hiciera el boludo porque me iba a 'quemar'. Ahí sacó la pistola y la puso sobre el mostrador, para asustarme", relató García.

De acuerdo a lo que denunció Nicolás García, el hecho tuvo lugar en la joyería y relojería de su propiedad, en momentos en que estaba por abrir."Me golpeó la reja y le abrí. Con la vestimenta que llevaba y la edad que tenía, pensé que iba a pedirme algo para comer. Por eso lo dejé entrar", contó el dueño del negocio.

Sin embargo, una vez dentro del local, y tal como se observa en el video de seguridad del lugar, el menor le empezó a hacer preguntas sobre relojes y algunos artículos de oro. "El pibito me dijo que le diera todo, que no me hiciera el boludo porque me iba a 'quemar'. Ahí sacó la pistola y la puso sobre el mostrador, para asustarme", relató García.

"Yo pensé que el arma era de juguete, no podía creer que me estuviera hablando en serio. Además, hablaba muy tranquilo, sabía lo que estaba haciendo. Me sorprendió muchísimo también que estuviera actuando solo, aunque tal vez lo esperaba algún mayor afuera", expresó a Crónica el propietario de la relojería.

García relató cómo concluyó la situación. "Reaccioné rápido para evitar un desastre, fui del otro lado del mostrador y aproveché el descuido del pibe cuando puso la pistola sobre la mesa. Pasé rápido, lo tomé del cuello y lo saqué a las corridas del negocio. Casi que ni pensé en lo que estaba haciendo".

Luego, cerró el comercio y fue a hacer la denuncia a la seccional de la zona. "Para mi sorpresa, me dijeron que como era un menor de 8 años, no podían hacer nada. Me volví loco y me llené de frustración, pero este es el país en el que vivimos", contó Nicolás.