Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua el 3 de junio de 2018 por el asesinato de su novio, Fernando Pastorizzo.  Pero el caso dio un vuelco cuando en enero de este año, Nahir confesó que ella no lo mató sino que fue su padre, el policía Marcelo Galarza. Su padre lo negó rotundamente.

La joven de 23 años decidió quitarse el apellido de su padre, Marcelo Galarza, porque se siente traicionada por él. No quiere verlo más. Si lo logra, en los papeles pasará a llamarse Nahir Kroh, el apellido de su madre Yamina, según informó su abogada, Raquel Hermida Leyenda.

La decisión obedecería a varios factores , entre ellos,  que su padre le prometió hacerse cargo y contar la verdad de lo ocurrido la madrugada de 30 de diciembre de 2017, en Gualeguaychú, cuando Pastorizzo fue asesinado de dos balazo pero no lo hizo.

Nahir Galarza pidió quitarse el apellido: "Insiste en que el padre fue el tirador y ella es inocente”

“Nahir quiere cambiarse el apellido de forma urgente. También se lo dijo a la psicóloga y a la psiquiatra de la cárcel y le aconsejaron ver a la asistente social. Insiste en que el padre fue el tirador y que ella es inocente”, le dijo Hermida Leyenda, de la Fundación Red de Contención, a Infobae.

La joven cumple prisión en la Unidad Penal Número 6 de Mujeres de Paraná y desde allí estudia psicología y música en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER).

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!