RAWSON (ADNSUR)- Un preso murió el pasado 17 de junio en la cárcel de Rawson, y su familia decidió hacer público el crimen –que trascendió ahora - registrado en la Unidad Penitenciaria 6.

Se trata de Carlos Rodolfo Claff, de 39 años, estaba cumpliendo una  condena a 7 años de prisión por robo, y llevaba dos en la Unidad 6 cuando - según la familia "lo asesinaron salvajemente".

Según afirmó Malena, la hermana de la víctima, el hombre  murió desangrado porque no lo llevaron rápido al hospital. Y señaló que la Justicia Federal no ha hecho nada y que los criminales “hasta la ropa y el calzado de su hermano le usaron”. Mientras denunció a que su hermano “lo dejaron morir y que las autoridades del penal mintieron al decir que había fallecido en el hospital de un paro cardíaco”.

El caso nunca trascendió hasta ahora. Ocurrió el pasado 17 de junio en el pabellón 13, y la hermana del hombre afirmó que los asesinos siguen alojados allí, y que no los imputaron ni les tomaron declaración indagatoria.

La Justicia Federal de Rawson, de acuerdo a lo que denuncia, se enteró varias horas después y por su pareja, de manera informal. La familia quiere saber qué pasó  y por qué lo habrían dejado morir desangrado. Y según publicó Radio 3 Cadena Patagonia, el caso ya fue  denunciado a Violencia Institucional en Buenos Aires.