SALTA - Un niño de 12 años murió en la provincia de Salta después de un duro enfrentamiento barrial entre dos bandas que siguen generando temor en la zona.

Fernando se encontraba junto a su tía cuando se produjo esta balacera entre ambos grupos, y recibió un disparo en el abdomen que terminó con su vida.

“No hacían disparos para amedrentar, sino que tiraban a matar. Ellos vinieron agitando las pistolas, diciendo que en el barrio mandan ellos, que nadie les iba a decir nada, a mi prima de 16 años le apuntaron en el pecho”, relató la tía.

Todo ocurrió cerca de las 20 en el barrio 26 de Marzo: “Ella se puso a discutir, Fernando estaba al lado mío, y le dispararon, entramos a casa y él se desvaneció”, dijo en diálogo con el portal El Tribuno.

Horas más tarde el Ministerio Público de la provincia que dos personas fueron detenidas por el crimen. Aunque la familia de Fernando afirma que ninguno fue el autor del disparo.

Los vecinos relataron que fueron al menos 15 los jóvenes que participaron del enfrentamiento barrial, entre Los Antonianos y Los Pibes. Todo estaría relacionado a un conflicto con la venta de drogas.

Cuando la tía notó que Fernando había recibido un disparo en el medio de la balacera, llamó de inmediato a la ambulancia, aunque la misma nunca llegó.

Subieron al niño a un hospital, pero por la gravedad de la herida no logró sobrevivir. “Decile a mi mamá que la quiero”, fueron sus últimas palabras.

La fiscal informó que seis personas fueron detenidasy el personal de la División Homicidios secuestró el arma que se habría utilizado para efectuar el disparo contra Fernando.