BUENOS AIRES (ADNSUR) Belén San Román, la joven policía que se disparó en la cabeza luego de que su expareja viralizara videos íntimos suyos que habían sido grabado sin su consentimiento, falleció luego de estar 4 días internada en el Hospital San Luis de Bragado.

La joven de 26 años le habían iniciado un sumario administrativo en la fuerza tras conocerse las imágenes y, sumida en un gran tristeza, tomó la drástica decisión de dispararse en la cabeza con su arma reglamentaria cuando se encontraba sola en su casa. Belén fue encontrada por compañeros del Comando de Prevención Rural, a quienes les había enviado un mensaje.

Inmediatamente, la víctima fue trasladada de urgencia al Hospital Municipal San Luis, a donde llegó con signos vitales débiles y fue ingresada a un quirófano, dónde finalmente falleció en las últimas horas.

El terrible hecho ocurrió pocos días después de que su ex pareja viralizara videos íntimos suyos, que habían sido grabados sin su consentimiento, por lo que su familia no tenía dudas de que todo fue producto del escrache del que fue víctima. Esto le generó un sumario administrativo que le abrió Asuntos Internos de la Policía.

La ex pareja de Belén es un joven de 24 años de Chivilcoy, que está detenido en Baradero cumpliendo una condena por robo.