Este lunes al mediodía se confirmó la muerte de Mónica Jara, la maestra herida por la explosión en la escuela de Aguada San Roque, hace 13 días. Ese incidente ya se había cobrado la vida de dos operarios.

Los reportes de salud Roxana Cabrera, directora del hospital Lagomaggiore, de Mendoza, donde había sido trasladada, daban cuenta que Mónica tenía "más del 90% de la superficie corporal quemada, con compromisos de la vía aérea y del pulmón". Estaba muy grave y con pronóstico reservado.

La semana pasada Cabrera había advertido que "algunos procedimientos se han podido hacer, pero no está evolucionando favorablemente. Está en el estado en que ingresó". 

El sindicato docente convocó a una marchas en cada seccional. En Neuquén capital será a las 17.30 y partirá desde el monumento a San Martín, informa el Río Negro.

Lo ocurrido la tarde del 29 de junio en Aguada San Roque todavía es materia de investigación en la causa que tiene a cargo la fiscal jefa Sandra González Taboada, con una fuga de gas como principal hipótesis. Por la explosión, murieron en el lugar dos operarios: Nicolás Francés y Mariano Spinedi. Luego de 13 días se suma como víctima fatal Mónica, la maestra que advirtió sobre un desperfecto en un calefactor del albergue de niñas de la escuela 144. 

Una semana más tarde, el calefactor de un aula de primer grado de una escuela de Cultral Co explotó, sin víctimas en este caso ya que el establecimiento estaba vacío.

Con información de Río Negro