CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Este miércoles a la mañana murió Florencia Coria, la joven de 27 años que había sido prendida fuego por su pareja y tenía el 90% del cuerpo quemado. Estaba internada en el Hospital de Emergencias Clemnente Álvarez desde el 29 de diciembre, cuando ocurrió el ataque. Estaba muy grave. El agresor se fugó. 

Tras el episodio, su pareja, identificado como Cristian C. (43), declaró que tras una pelea la joven se roció con alcohol y luego se prendió fuego, pero las quemaduras que el hombre tenía en sus manos y los rasguños indicaban lo contrario. Por eso, fue imputado por tentativa de femicidio y se encontraba en prisión preventiva domiciliaria.

 Tras la muerte de Florencia, cambiará la caratula de la causa, según informó La Cien. 

“La quemó y la encerró; mi hija pedía a gritos que le abrieran la puerta y no lo hizo”, detalló Dora -la madre de la víctima- al diario La Capital mientras la joven luchaba por su vida.  Además, contó que era víctima de violencia de género y que había realizado denuncias en contra de Cristian.

Cristian Cabrera estaba bajo arresto en su casa de Villa Constitución pero sin tobillera o control especial y este miércoles a la mañana se fugó tras conocerse que Florencia Coria había muerto, detalló Rosario 3. 

La joven quemada y fallecida y el acusado
La joven quemada y fallecida y el acusado

Florencia Coria era mamá de un nene de siete años y una nena de tres, quien es fruto de su relación con el femicida.

Mientras que el hombre fue imputado y debía permanecer en el domicilio, la menor quedó a su cuidado por lo que generó una gran polémica, y ahora la Justicia deberá determinar bajo quién estará a cargo el cuidado de la menor, ya que el padre deberá enfrentar los cargos.