CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Quienes abandonen a sus mascotas, las dejen encerradas por largo tiempo o les tiñan el pelo serán sancionados con multas de hasta $50.000, si prospera un proyecto de ley que este martes obtuvo dictamen en la Legislatura y que plantea incorporar al Código Contravencional un capítulo destinado específicamente al "Cuidado y protección de los animales domésticos". Es en Capital Federal. 

Las sanciones económicas tendrán como objetivo a los dueños de perros y gatos que los abandonen en la calle. También habrá penalidades con montos cercanos a los $25.000 para quienes dejen encerrados a los animales en autos o en balcones por largos períodos y para quienes pinten el pelo de sus mascotas, una moda que puede resultar peligrosa.

La iniciativa fue presentada en marzo pasado por el legislador de Vamos Juntos Daniel Presti. Anteayer, en un plenario de comisiones del Parlamento porteño, se firmó el dictamen del proyecto con el apoyo del bloque oficialista y del GEN y fue girado al recinto para su sanción en las próximas semanas, detalló diario La Nación. 

Según explicaron los impulsores, la propuesta apunta a "cubrir ciertos vacíos legales respecto a situaciones de hecho que hoy en día no se encuentran reguladas pero que son fundamentales para la protección de los animales". 

En la ciudad está vigente una ley de alcance nacional, que data de 1954, que penaliza el maltrato animal y lo tipifica como delito. Sin embargo, existen casos en los que comprobar el daño contra los animales resulta complicado para la justicia local y las causas terminan siendo archivadas.

La propuesta legislativa contempla la penalización de situaciones que van contra la "integridad" de las mascotas, a las que define como "todo animal de compañía, que por sus características evolutivas y de comportamiento, pueda convivir con el ser humano en un ambiente doméstico, recibiendo de su cuidador responsable atención, protección, vivienda, alimento y cuidados sanitarios".

"El espíritu del proyecto es el cuidado del animal y su bienestar. No tiene objetivos recaudatorios, sino el de otorgarle a la Justicia una herramienta para analizar hechos que hoy se archivan por la inexistencia de delitos", explicó Presti.

La multa más elevada, entre las que se plantean, es la que sanciona a quienes abandonen a los animales espacios públicos o privados. Establece penas de tres a cinco días de trabajo de utilidad pública o el cobro de multas que oscilan entre las 1000 a las 2000 Unidades Fijas (UF), lo que equivale a unos $50 mil.

Luego, habrá multas por $25.000 -unas 1000 UF- y hasta cinco días de trabajo de utilidad pública para quienes "omitan recaudos de cuidado respecto de un animal a cargo" y los dueños de mascotas que los dejen "en espacios inadecuados respecto a su bienestar, afectando su salud, higiene o esparcimiento".