En el marco de una audiencia de revisión de la prisión preventiva realizada este jueves en Rawson, el juez penal Sergio Piñeda dispuso la continuidad de la medida de prisión preventiva de Nicolás Suganuma hasta la realización de la audiencia preliminar. por la muerte de Ronadl Guerra.

Tras analizar los planteos efectuados por las partes, Piñeda hizo lugar al pedido de la Dra. Gladis Olavarría, abogada que representa a la madre de la víctima en su rol de querellante, por sobre las propuestas del Fiscal, Fernando Rivarola, y del defensor particular, Fabián Gabalachis, quienes habían solicitado medidas de tipo sustitutivas para Suganuma, entre las que se encontraba el arresto domiciliario.

El juez indicó que “ninguna de estas medidas puede neutralizar al imputado”, considerando además que los constantes incumplimientos a los que refirió la querella -como por ejemplo no haber cumplido la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en el marco de una probation-  muestran que el mismo tiene una “actitud despectiva y de no acatar las órdenes que imparten los jueces”.

Muerte de Ronald Guerra: el médico Nicolás Suganuma continuará detenido

En función de la gravedad del hecho, de la expectativa de pena y de los peligros procesales, tanto de fuga como de entorpecimiento de la investigación, que habilitan la medida de la prisión preventiva, el juez Piñeda resolvió la continuidad de la misma hasta la realización de la audiencia preliminar.

Nicolás Suganuma, quien el año pasado se recibió de médico, está imputado por la fiscalía como autor de homicidio culposo cometido por conducción imprudente, antirreglamentaria, con tres agravantes: conducir en estado de ebriedad, a exceso de velocidad y haber hecho abandono del lugar.

La muerte de Guerra ocurrió en las primeras horas del 18 de enero de 2021 sobre la avenida Marcelino González, uno del acceso a Playa Unión, cuando Ronald Lezcano Guerra se movilizaba en bicicleta rumbo a su trabajo en una empresa pesquera y fue embestido desde atrás por el vehículo Renault Sandero que conducía Suganuma, según la teoría fiscal.

A raíz del fuerte impacto el ciclista perdió la vida y según la fiscalía, tras observar la presencia de testigos en el lugar, el conductor del vehículo se fugó del lugar y fue necesario que otras personas lo persiguieran en sus autos particulares para obligarlo a regresar.