GENERAL ROCA - La Cámara Federal de General Roca ordenó la detención de Francisco Javier Pintos, el integrante del grupo de elite de Prefectura que está acusado de asesinar, con un disparo realizado con su fusil, al joven Rafael Nahuel, en noviembre de 2017. Además, se cambió la carátula del hecho por el que será juzgado, que en un principio era "exceso en la legítima defensa", a "homicidio agravado".

Por otro lado, el tribunal admitió la apelación de los otros miembros del grupo Albatros involucrados en la causa -Carlos Valentín Sosa, Sergio Guillermo Cavia, Sergio Damián García y Juan Ramón Obregón- cuyos procesamientos fueron revocados y se dispuso para ellos la falta de mérito, según reseña Diario Río Negro.

El prefecto Pintos será juzgado por “homicidio agravado” y no por “exceso en la legítima defensa”, que es el cargo que le había imputado el anterior magistrado de la causa, Leónidas Moldes.

Tras los peritajes se determinó fehacientemente que fue el arma de Pintos la que contenía el proyectil que mató por la espalda al joven Nahuel. Lozano, Gallego y Barreiro dispararon junto a Pintos contra el grupo de jóvenes mapuches de la comunidad Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi, pero se les dictó la “falta de mérito”.