CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El tribunal que condenó al endoscopista Diego Bialolenkier por la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin publicó este viernes los fundamentos del fallo en los que consideró que el médico "faltó a su deber de cuidado".

Por otro lado, el tribunal sostuvo la absolución de la anestesista bajo el argumento de que "realizó todas las maniobras para asistir a la víctima más allá de no haber tenido éxito".

El tribunal también señaló que el hecho de que Bialolenkier no haya informado al resto del equipo médico sobre la perforación de las vías digestivas causada por un exceso de fuerza al introducir el endoscopio contribuyó a que las maniobras de reanimación no fueran efectivas, detalló Telefé Noticias. 

Javier Anzoategui, el titular del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 8 de Capital Federal, aseguró en un escrito que durante el debate quedó acreditado que el endoscopista provocó una perforación transmural de 3 mm. de diámetro en la cara anterior del esófago cervical de la periodista apenas inició la operación.

Las lesiones provocadas afectaron el 80 por ciento del órgano y sobrevino el posterior paro cardiorrespiratorio que no pudieron detener a tiempo porque el profesional a cargo de la cirugía no lo notó o no lo mencionó.

En ese sentido, Anzoategui concluyó que "esta actuación imprudente y negligente del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier fue la causa de la muerte de Débora Denise Pérez Volpin". Además de la pena de prisión, lo inhabilitó para ejercer su profesión por siete años y seis meses.