Este jueves 2 de mayo se realizó una audiencia en los tribunales penales del barrio Roca en Comodoro Rivadavia, por un caso de maltrato y crueldad animal. Allí, el juez ordenó al imputado del caso, entregar 80 kilos de alimentos para perros y realizar un curso.

Además, ordenó la suspensión de juicio a prueba por un año. El único acusado en el caso es Mauricio Sebastián Barrientos, dueño del animal que fue encontrado desnutrido, deshidratado, con sarna y heridas infectadas, quién murió en 2023. 

La audiencia fue presidiada por el juez penal, Jorge Odorisio y el Ministerio Público Fiscal fue rerpresentado por  el fiscal general, Juan Carlos Caperochipi. En tanto, la defensa del imputado estuvo a cargo de Juan Bill, abogado adjunto de la Defensa Pública.

Así lo dispuso el juez penal Jorge Odorisio durante una audiencia preliminar
Así lo dispuso el juez penal Jorge Odorisio durante una audiencia preliminar

En el marco de la jornada, Bill planteó la suspensión de juicio a prueba, indicando que a su defendido se le imputa el delito de “maltrato y crueldad animal”, en calidad de “autor”.

En tanto, dio a entender que establece un máximo de pena en abstracto de 1 año de prisión. Asimismo, remarcó que no cuenta con antecedentes penales computables, ni causas en trámite. De esta forma, el abogado solicitó la probation (suspensión de juicio a prueba) por el plazo de un año, fijar domicilio, además de realizar tres presentaciones ante la autoridad judicial y no cometer nuevos delitos. 

Por otra parte, ofreció una reparación, que consta de la entrega de 60 kilos de alimentos para perros en el dispensario canino del municipio o a alguna asociación protectora de animales. En este marco, solicitó la suspensión dando a entender que se encuentran reunidos los requisitos objetivos y subjetivos para el mismo.

Además, ordenó la suspensión de juicio a prueba por un año
Además, ordenó la suspensión de juicio a prueba por un año

Mientras que el fiscal general Caperochipi, indicó que los requisitos de procedencia para la aplicación del Instituto de la probation se encuentran cumplidos. En tanto, sostuvo que el imputado Barrientos no tiene antecedentes penales computables y pide reparar el daño en la medida de sus posibilidades.

Por otra parte, teniendo en cuenta que el caso es de extrema gravedad y el bien jurídico protegido es la vida del animal, propuso reglas de conducta por un periodo de un año y medio.  Asimismo, recordó que la reparación del daño no es posible, debido a la muerte de Duque. Sin embargo, pidió 80 kilos de alimentos como monto de reparación y que el mismo sea entregado al Área Municipal de Veterinaria. 

Además, el fiscal solicitó que Barrientos, realice un curso de medio ambiente y cuidado de animales, con el objetivo de que sea una herramienta socioeducativa para convivir con animales.

Duque fue hallado desnutrido, deshidratado, con sarna y heridas infectadas Foto: Archivo Foto: Archivo
Duque fue hallado desnutrido, deshidratado, con sarna y heridas infectadas Foto: Archivo Foto: Archivo

En tanto, pidió que las presentaciones sean cada tres meses y la regla general de no cometer nuevos delitos, caso contrario se le revocará el beneficio. Asimismo, manifestó estar de acuerdo con la procedencia del Instituto de la probation, debido a que se observa como una opción saludable y equilibrada, con un enfoque educativo. Respecto a la capacitación reeducativa en protección animal pidió que sea otorgada por grupos de rescatistas locales.

Por su parte, el juez penal Odorisio estableció la suspensión de juicio a prueba por un año, además de cumplir con reglas de conducta como mantener domicilio, realizar tres presentaciones a la Agencia de Supervisión, no cometer nuevos delitos y entregar 80 kilos de alimento de perro al Área de Veterinaria del Municipio. En tanto, Barrientos también tendrá que hacer un curso de cuidados de animales, como herramienta socioeducativa.

EL HECHO

El hecho de crueldad y maltrato fue descubierto el 21 de mayo de 2023, cuando tres vecinas se acercaron al domicilio del imputado alertadas por el estado del perro que evidenciaba signos de desnutrición, deshidratación, sarna y heridas infectadas. 

Por la gravedad y la imposibilidad de recuperación, se le practicó la eutanasia con el consentimiento telefónico del propietario Foto: Archivo
Por la gravedad y la imposibilidad de recuperación, se le practicó la eutanasia con el consentimiento telefónico del propietario Foto: Archivo

El dueño del animal, Mauricio Sebastián Barrientos, les permitió retirar al perro para que lo llevaran a una veterinaria, donde se le realizaron los estudios y análisis correspondientes. Finalmente, debido a la gravedad de su situación y a la imposibilidad de recuperación, se le practicó la eutanasia con el consentimiento telefónico del propietario.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer