En los últimos días, la ciudad de Río Gallegos estuvo preocupada por aparición de motochorros, quienes además de cometer delitos, accionaban contra sus victimas.

Se trata de dos jóvenes que la Policía de Santa Cruz detuvo el pasado 1 de junio en dos allanamientos realizados en simultáneo. Uno de ellos fue aprehendido en su casa de calle Ramón y Cajal y el otro cerca de allí, en calle Miguel Ariztizabal.

Tras su detención, la jueza Rosana Suárez, que instruye la causa por los robos calificados y tentativa de hurto que cometieron, los citó a prestar declaración indagatoria y si bien no se supo si declararon o no, la magistrada los dejó tras las rejas. Esto hasta tanto resuelva la situación procesal de cada uno, informó La Opinión Austral.

Según informaron las fuentes policiales, utilizaron 20 cámaras de seguridad para poder dar con el paradero de estos dos delincuentes. A su vez, se realizaron allanamientos en sus domicilios, donde encontraron elementos que los comprometen: ropa que habrían usado ese día, celulares y armas blancas.

Se realizaron allanamientos en la capital santacruceña
Se realizaron allanamientos en la capital santacruceña

Por otra parte, informaron que ambos motochorros realizaron varios delitos en menos de 24 horas. Entre las denuncias, figuran dos a punta de cuchillo, donde les robaron los teléfonos celulares a las víctimas. A una tercera la amenazaron, pero no llegaron a mostrarle el arma blanca y esta huyó, por lo que este hecho figura como tentativa de hurto.

Sin embargo, tras investigaciones profundas, encontraron que uno de los motochorros involucrados había sido detenido días atrás por personal de la Comisaría Segunda, cuando intentó robar un estéreo del interior de un Chevrolet Corsa con un cómplice, en calle Germán Vidal al 1000, cerca de la laguna María La Gorda.

Allí, el hermano del propietario lo encontró "in fraganti" y, tras correrlo un par de metros, lo interceptó y lo golpeó salvajemente. Vecinos se habrían sumado a la golpiza y cuando llegó la Policía, fue trasladado a la seccional.

Ambos quedaron detenidos y se determinará en los próximos días si son procesados con o sin prisión preventiva, en el caso de que la Justicia tenga los elementos probatorios suficientes para imputarlos por los asaltos a mano armada.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!