RAWSON (ADNSUR) – El procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, pidió reformar el Código Procesal para hacer juicios más rápidos en no más de 60 días, sin embargo, consideró que “habría que tener un juez que se dedique a este tipo de procedimientos” y terminar con los tribunales colegiados. Respecto a la causa de los VIPs en Comodoro, Miquelarena la consideró como “grave” y la usó como ejemplo para reformar el Código porque no se permite a la fiscalía apelar una decisión en segunda instancia de levantar una prisión preventiva. En otro orden, el procurador general aseguró que si se aprueba el nuevo presupuesto se podrían crear los cargos nuevos que le faltan y pagar proveedores dado que “venimos arrastrando una deuda de casi 4 millones de pesos”, indicó.

En contacto con Radio Bahía Engaño, Miquelarena sostuvo que “hacen falta más juicios, más rápidos y eventualmente más condenas”. Y agregó que “el artículo 416 tiene un procedimiento rápido que da la posibilidad de que en un plazo de 60 días la persona sea llevada a juicio, pero habría que tener un juez que se dedique a este tipo de procedimientos rápidos”.

Además, planteó que “hay que aumentar el número de jueces tratando de que sea más unipersonal y menos colegiados. Hoy cuando el fiscal pide una pena superior a 6 años va a un tribunal colegiado, es decir que los juzgan tres jueces”.

El procurador general sostuvo que “habría que subir ese piso para los juzgados unipersonales para que en lugar de 3 haya 1 para hacer juicio y por consecuencia habrá más juicios. Es dificultoso conformar los tribunales. Hay una serie de circunstancias que hacen que los juicios se demoren”.

CAUSA POR VIPS

A su vez, Miquelarena se refirió a la causa de VIPs dada en Comodoro Rivadavia, y planteó que “los jueces otorgaron preventiva por 30 días para las tres personas que estaban imputadas, la defensa apeló y un tribunal revisor revocó la decisión del juez en primera instancia, inclusive yendo más allá de lo que pidió el defensor”.

“No significa que la causa no se siga investigando. Si hubiera sido al revés y si la jueza de primera instancia no hubiera hecho lugar al pedido de Fiscalía para prisión preventiva, la Fiscalía no tenía apelación, por lo que decimos que del mismo modo en que el defensor puede impugnar una decisión respecto a su defendido, los fiscales también deberían de poder impugnar una decisión que no los favorece”, explicó el Procurador.

Y aseguró que “el tema es grave, no debo minimizarlo. Las opiniones de los distintos sectores en términos de la red me tienen sin cuidado, cada uno se hará cargo de lo que le toca y de sus opiniones”.

PRESUPUESTO

“Si sale como se envió en torno a los cargos, tendríamos la posibilidad de reforzar áreas que hace 5 años están muy deterioradas porque no hemos podido nombrar gente”, expresó.

Respecto a gastos de funcionamiento, Miquelarena remarcó que “venimos arrastrando una deuda de casi 4 millones de pesos con los proveedores que de algún modo tenemos que cubrirla o regularizarla”.

Y agregó que “rara vez me van a escuchar hablar por cuestiones salariales, sí me van a escuchar hablar por el dinero para que pueda funcionar el Ministerio Público Fiscal que no es ni el 10% del presupuesto. No se puede investigar sin dinero. Todo sale dinero”.