BUENOS AIRES - Una pelea de vecinos en la zona sur del conurbano terminó de la peor manera. Un hombre asesinó de un disparo en la cabeza a otro, hirió a un tercero y luego hizo explotar su propia casa al detonar varias garrafas.

El motivo del conflicto barrial habría sido una nimiedad. Según las primeras versiones, un grupo de personas discutió por la poda de un árbol de forma tan violenta que la situación derivó en un muerto y un herido de bala.

El hecho ocurrió en la localidad de Rafael Calzada y las víctimas serían empleados de la Municipalidad de Almirante Brown. A raíz del conflicto, un vecino le disparó en la cabeza a otro y baleó a un tercero que intentó intervenir en la pelea.

Explosión de garrafas en Rafael Calzada

La persona asesinada fue identificada como Diego Nicolás Peralta, un hombre de 42 años de edad de la localidad de Solano. Mientras que el otro, Alfredo Filardi (68), herido en su hombro derecho, fue trasladado al Hospital Lucio Melendez.

Tras el ataque con arma de fuego el asesino se atrincheró en su domicilio ubicado en la intersección de las calles Catamarca y Ceferino Ramírez, donde vendía garrafas. Según informó el portal Diario Conurbano, el hombre identificado por su apodo como “Polilla” ingresó a su vivienda y abrió las llaves de varias de las garrafas que tenía en venta. Esto produjo una explosión e incendio en su vivienda, que quedó totalmente destruida.

Esta secuencia sucedió a pocos segundos de que las fuerzas de seguridad ingresaran al domicilio, por lo que la onda expansiva de la explosión lastimó a un policía, que se encuentra fuera de peligro. Finalmente, el agresor fue detenido.

Al lugar de la explosión, además de la Policía, asistieron bomberos, personal de Defensa Civil y una ambulancia del Same quien trasladó al hombre baleado en la cabeza al Hospital Oñativia. Mientras que el oficial fue trasladado al mismo nosocomio en buen estado de salud pero aturdido por la explosión.