Un hombre de 31 años mató a su suegro a puñaladas al enterarse de que abusaba de sus dos hijos menores de edad. El homicida ingresó en la casa de su familiar, de 70 años, y lo mató en la comuna de Pudahuel, Santiago de Chile. 

El abusador ya había sido denunciado previamente por su propia hija al conocer los abusos de parte de sus propios hijos. Según los menores, su abuelo les proponía "tocamientos indecentes". 

Según explicó el comisario Julio Ceballos, de la Brigada de Homicidios de la PDI, la víctima había sido denunciado por su hija por el presunto abuso sexual de dos nietos, con quienes vivía en la vivienda. 

"Personal de Carabineros llegó al domicilio, ingresó a éste y dio cuenta que la persona estaba en su cama con diversas heridas cortopunzantes a nivel cervical", aseveró.

Según detalló el comisario, el homicida aprovechó que el hombre de 70 años estaba durmiendo y lo atacó con un cuchillo. Le hizo cinco cortes que le produjeron la muerte en forma instantánea. Luego del crimen, llamó a su pareja para confesarle que había matado a su suegro.

El cuerpo del abuelo de los menores fue encontrado la madrugada de lunes en el domicilio que compartía con su hija y nietos. Su hallazgo se produjo posteriormente que la madre de los menores había presuntamente conocido los abusos y hecho la denuncia a la policía local.

Pese a la muerte del abusador, las diligencias judiciales continuarán para determinar la existencia del hecho denunciado por la mujer.