Un hombre de 37 años atacó a martillazos a su padre de 71 en medio de un brote psicótico, al creerlo muerto se subió a su auto y condujo a alta velocidad, y terminó chocando contra una camioneta que estaba estacionada. El episodio finalizó más tarde con ambos fallecidos en el hospital de Mar del Plata.

El hecho comenzó a investigarse este miércoles por la tarde, cuando se produjo un choque en la avenida Felix U. Camet y Condarco, de Mar del Plata, donde un Volkswagen Gol, conducido por un hombre identificado como Juan Schuttenberg de 37 años, chocó contra una camioneta Ford Ranger que estaba estacionada.

Cuando la policía acudió al lugar y con la ayuda de ocasionales transeúntes intentó asistirlo, el hombre comenzó a gritar "maté a mi padre, me quiero matar". Una comisión policial se dirigió hasta el domicilio del herido, quien fue trasladado en ambulancia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata.

Una vez en la casa del hombre, los efectivos hallaron al padre, Juan Francisco Schuttenberg de 71 años, estaba inconsciente y herido a por los golpes que le dieron con un martillo, por lo que también fue trasladado al hospital. Más tarde, cerca de las 18, padre e hijo murieron debido a las graves heridas que presentaban.

La causa fue inicialmente caratulada como "tentativa de homicidio agravado por el vínculo" aunque tras el fallecimiento de ambos se recaratuló como "homicidio seguido de suicidio". De la investigación se desprende que el menor de los Schuttenberg era adicto a las drogas, lo que solía ocasionarle brotes psicóticos, y en ese marco es que atacó a golpes a su padre con un martillo en la cabeza.