El domingo se registró un crimen que conmocionó a la comunidad de Santa Cruz, tras conocerse que un hombre mató a su hijo de 13 años y luego se suicidó. Ocurrió en la localidad de Gobernador Gregores, cuando la madre del nene había viajado a la ciudad de Piedra Buena para asistir a su papá que está enfermo. El asesino fue identificado como Alexis Sainz y era trabajador de un empresa minera.

Saiz fue identificado como el asesino de su propio hijo. Equipos de Criminalística viajaron desde Río Gallegos y Puerto San Julián para hacer las pericias y tratar de dilucidar cuál fue el móvil del terrible crimen. 

El filicidio se registró en el interior de una casa ubicada en la calle Antonio Fernández, allí Alexis Saiz, un hombre oriundo de Trelew pero radicado en Gregores que trabajaba como minero y como capataz en la estancia María Rosa, estaba solo junto a su hijo de 13 años y nadie sabe qué pasó realmente, si hubo una discusión entre padre e hijo o si fue un ataque premeditado en el que no hubo palabras mediante.

Pero cerca de las 20 horas, la amiga de la madre del menor fue hasta la casa para ver por qué el nene no contestaba su celular, y se encontró con un desorden generalizado, manchas de sangre por todos lados y al menor ya muerto en su habitación, y dio aviso a las autoridades.

Cuando la hipótesis de filicidio apareció entre las posibilidades, todo quedó a cargo de la Dirección General Zona Centro y del Juzgado de Instrucción de Puerto Santa Cruz, de Noelia Ursino. Alexis no aparecía y todas las unidades de la zona fueron alertadas, casi media hora después, una mujer se presentó en la Comisaría de Gregores para avisar de una muerte que le dijo su marido que trabaja en la estancia María Rosa, sin saber la historia detrás.

"Él me llamó y me dijo que cerca de las cinco de la tarde encontró a Alexis Saiz, su capataz, muerto, no me dijo nada más", le aseguró la mujer a los efectivos. El establecimiento rural está a 90 kilómetros de la ciudad. Cerca de la medianoche, finalmente la Policía encontró el auto y el cuerpo de Saiz. Estaban a 3.000 metros del casco principal, así lo informó La Opinión Austral.

Tras asesinar a su hijo, Saiz tomó un arma, se subió a su Chevrolet Cruze y fue por un camino vecinal hasta la estancia. En un momento, frenó su marcha, bajó del auto y tomó la decisión de quitarse la vida. El disparo fue en la frente.

Su cuerpo fue trasladado al Hospital Distrital. Se espera que en las próximas horas ambos cuerpos sean trasladados a alguna Morgue Judicial para que les realicen las autopsias correspondientes. Y desde Río Gallegos, viajó una comisión del área del Gabinete de Criminalística para colaborar con sus pares en las pericias que se realizaron tanto en el lugar donde ocurrió el filicidio como después en el suicidio.

En ambos procedimientos se secuestraron armas blancas y de fuego, además se levantaron muestras de manchas de sangre y otros elementos de interés para la causa. Desde la Justicia indicaron que no se descarta ninguna hipótesis. Entre esas teorías, también está la posibilidad de un femicidio vinculado: es decir que Saiz mató a su hijo para dañar psicológicamente a su mujer que no se encontraba en Gregores.