CHACO - A Ramona Benítez, de 29 años, le faltaban sólo 80 metros para llegar a la comisaría de la localidad chaqueña de Presidencia de la Plaza. Iba a denunciar a su ex por violencia de género. Pero no llegó.

Hugo Ramón Navarro (33), el hombre del que Ramona se había separado hace un año y tres meses y que era el padre de su hija de 11, se interpuso en su camino y la degolló. Luego caminó esos 80 metros que faltaban hasta la seccional, donde se entregó y confesó el crimen.

El femicidio de Ramona ocurrió el 12 de julio y desde entonces allegados y amigos reclaman por Justicia. Por caso, este lunes primero marcharon al Juzgado de Paz, donde tras una serie de incidentes, los familiares de la víctima fueron recibidos por la jueza a cargo.

También se movilizaron a la municipalidad, donde les pidieron a los funcionarios más acompañamiento con las víctimas de violencia de género. La marcha cerró en la comisaría de Presidente de la Plaza.

El femicidio de Ramona es el cuarto cometido en el año en Chaco y el tercero durante la cuarentena por coronavirus​.

Si bien la agencia Télam indica que los investigadores no hallaron denuncias previas por violencia de parte de la víctima contra su ex; medios chaqueños informaron que no era la primera vez que Ramona iba a la Policía para acusar a Navarro: hablan de 17 denuncias previas.

Ramona Benítez vivía en el domicilio de sus padres. Y desde que la pareja se separó, ella fue acosada y amenazada por su ex, quien vivía al frente de su casa, según el diario Norte.

El 11 de julio, la noche previa al crimen, y según contaron familiares de la víctima y que consigna la prensa local, ella había recibido una nueva amenaza de Navarro. 

Fue ante esto que se subió a su bicicleta y se dirigió a la comisaría. Nunca se imaginó que Navarro la estaba siguiendo.

Eran cerca de las 21, y Ramona iba por una calle cercana a la comisaría de Presidencia de la Plaza cuando fue sorprendida por su ex.

El fiscal Héctor Valdivia, de la UFI especializada en Violencia de Género que investiga el caso, estableció tras degollar a Ramona, Navarro dejó el cuerpo tirado en el piso y fue directo a la comisaria, donde confesó.

Fuente: Clarín