BUENOS AIRES (ADNSUR) - Juan Mateo Noriega, de 63 años y padre de un futbolista que participaba de un torneo barrial en la localidad bonaerense de Tortuguitas, fue asesinado a golpes y patadas durante una pelea entre jugadores y espectadores. 

El crimen ocurrió este domingo y son cuatro las personas detenidas. La víctima era conocida en el club porque iba todas las semanas a “acompañar al equipo”.

El torneo se llevaba a cabo en un predio de canchas de futbol de alquiler ubicado en la calle José Hernández al 3400, en la localidad perteneciente al partido de Malvinas Argentinas. Entre los sospechosos, hay una mujer que era espectadora y, según se cree, participó de la pelea.

Tras una llamada al 911 acudió al lugar personal de Grupo Táctico Operativo (GTO) de la comisaría 4ta. de Tortuguitas. Cuando llegaron se encontraron con el peor escenario: Noriega ya estaba muerto.

Mataron a golpes al padre de un futbolista durante un torneo barrial 

El torneo de fútbol había sido organizado por el dueño del complejo y, ese día, se enfrentaban los equipos “La Serrano” y “Deportivo Nogués”. Una jugada en el partido desató una pelea entre los deportistas, a la que se sumaron espectadores, informó TN.

La víctima quiso intervenir en la discusión para defender a su hijo, pero los agresores empezaron a golpearlo a él también. Una vez caído en el piso, le patearon la cabeza y empezó a convulsionar. Al ver la situación, el entrenador le realizó maniobras de RCP junto a otra persona, pero no logró salvarlo.

“Llegó un momento que no tenía pulso y no pudimos hacer nada”, aseguró en diálogo con la agencia Télam Marcelo, director técnico de “La Serrano”. Agregó que la ambulancia tardó más de 20 minutos en llegar: ”El hombre se murió en mis brazos”.

El entrenador afirmó que se trataba de un partido de futbol que se jugaba “normalmente”, pero cuando faltaban dos o tres minutos para que termine, “algunos estaban un poco ofuscados porque estaban perdiendo y en una disputa de una pelota en un lateral empezaron los forcejeos y después los golpes de puño”. Al ser consultado sobre la víctima, contó que Noriega iba todos los domingos a acompañar al equipo, por lo que su muerte es “una pérdida muy grande y una tristeza enorme” para el plantel.

La Policía detuvo a cuatro sospechosos que quedaron a disposición del fiscal Carlos Hermello, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 de Malvinas Argentinas. Se trata de Carlos Ezequiel Romero, de 29 años, Sebastián Osmar Soria, de 35, Lucas Nahuel López, de 21 y Mónica Celina Romero, de 33. Está previsto que los indaguen en las próximas horas como acusados del delito de “homicidio en riña”.

El predio donde se desarrollaba el torneo quedó clausurado al ser inspeccionado por autoridades municipales que detectaron varias irregularidades administrativas para el desarrollo de la actividad, principalmente no contar con un seguro de responsabilidad civil.