CÓRDOBA (ADNSUR) - Un brutal crimen ocurrió este fin de semana en la ciudad de Córdoba, donde un joven de 20 años fue asesinado a golpes en una fiesta clandestina. Por el hecho fueron detenidos cuatro sospechosos, tres de ellos menores.

El hecho ocurrió durante una fiesta convocada por redes sociales y realizada de manera clandestina en una casa del barrio San Lucas,  pese al  Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (Dispo) dispuesto por la pandemia.

Y por motivos se investigan, se generó una pelea entre un grupo de jóvenes que terminó con la muerte a golpes de Jesús Quiroga. El sumario policial preliminar sostiene que el joven sufrió múltiples traumatismos en su cuerpo por la golpiza recibida, mientras que en la cabeza tenía un fuerte impacto que, aparentemente, fue producto de un botellazo.

Quiroga fue trasladado por sus amigos a un hospital capitalino, donde murió horas después. El fiscal a cargo de la investigación, Tomás Casas, caratuló la causa como "homicidio en riña" y, en el marco de la investigación, ordenó la detención de cuatro muchachos, uno de 20 años y tres adolescentes de 16 y 17, como presunto autores del crimen.

El funcionario judicial aguardaba los resultados de la autopsia y de otras pruebas documentales y testimoniales para avanzar con las indagatorias, informó Télam.