RAWSON (ADNSUR) - El ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, se reunió en las últimas horas con el intendente de Esquel, Sergio Ongarato.  "Vamos a atacar- fuertemente- a las fiestas clandestinas y hay instrucciones a la Unidad Regional. Hoy me reuní con el juez federal y vamos a hacer imputaciones muy serias porque el sistema sanitario de la ciudad está al límite", resaltó. 

"Ahora vuelvo a Rawson para reunirme con el Comité de Crisis y definir las medidas que se adaptan en cada una de las localidades. Coincido con Ongarato en que hay que potenciar los protocolos y los mecanismos de prevención y evitar las restricciones", dijo.

Comentó que le pidió al intendente "que cuidemos a los comercios porque si se evita ese movimiento, aparece lo clandestino. Si atacamos lo legal, aparece lo clandestino, que es más difícil de controlar", reconoció.

"Vamos a reunirnos con la Cámara de Comercio para definir los protocolos concretos. Las medidas son de alcance comarcal. Vamos a atacar- fuertemente- a las fiestas clandestinas y hay instrucciones a la Unidad Regional. Hoy me reuní con el juez federal y vamos a hacer imputaciones muy serias porque el sistema sanitario de la ciudad está al límite", remarcó el ministro.

Dijo que "se apela al compromiso para que el ciudadano haga las denuncias. Se va a habilitar el 101 y voy a definir lineamientos para que se trabaje en el anonimato del denunciante. Esquel es respetuoso y cumple con los horarios de la pandemia. Queremos un tránsito normal pero con el cumplimiento de los protocolos".