Según el último balance oficial difundido por las autoridades de Indonesia, ya suman 113 los niños que fallecieron por insuficiencia renal aguda atribuida a sustancias nocivas encontradas en jarabes médicos.

Desde este miércoles, todas las ventas y recetas de jarabes médicos fueron suspendidas, tras un aumento de casos de insuficiencia renal aguda.

"Identificamos 241 casos de insuficiencia renal aguda en 22 provincias, con 133 fallecimientos", declaró el ministro de la Salud, Budi Gunadi Sadikin, en una rueda de prensa.

"Siete de once niños tenían las siguientes sustancias nocivas: etilenglicol, dietilenglicol y éter butílico de etilenglicol", añadió. "Se ha confirmado que los casos de insuficiencia renal fueron causados por estas sustancias", dijo.

La semana pasada, las autoridades de este país del sudeste asiático abrieron una investigación para tratar de averiguar la causa del aumento inexplicado de los casos de insuficiencia renal aguda desde agosto.

LOS JARABES CONTAMINADOS FUERON EXPORTADOS

Jarabes para la tos fabricados en India se vieron también implicados recientemente en la muerte de casi 70 niños en Gambia por insuficiencia renal aguda.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta en octubre y recomendó la retirada de cuatro jarabes contra la tos y el resfriado común producidos por el laboratorio indio Maiden Pharmaceuticals, que "podrían estar relacionados" con las muertes registradas en Gambia.

Sin embargo, el organismo de seguridad sanitaria de Indonesia indicó que los jarabes importados en Gambia no se vendían en Indonesia.

La mayoría de los casos de insuficiencia renal aguda notificados en Indonesia afectan a niños, la mayoría menores de 5 años, indicó el Ministerio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!