CALETA OLIVIA (ADNSUR) - El mediodía del 15 de julio, Joaquín, un bebé de tres meses,  murió por una afección respiratoria (bronquiolitis). Así lo certificó la autopsia ordenada por la Justicia. Se encontraba al cuidado de un jardín maternal cuando sufrió un paro cardiorrespiratorio. Pese a los esfuerzos y a la práctica de RCP, se certificó su deceso en la terapia intensiva del Hospital Zonal.

Este jueves se cumple un mes del episodio y el viernes habrá una marcha en pedido de justicia, convocada por la familia del pequeño.

Sus papás consideran que existió responsabilidad por parte de la institución y, más allá de la causa penal en marcha, plantean la necesidad de contar con el apoyo de los vecinos.

Pido de corazón que puedan acompañarnos en este durísimo momento. Se los agradecerían este papá y esta mamá que hoy están destrozados. Hace un mes nada tiene sentido. Ningún día es igual, extraño su sonrisa, su olor y sus besos. Este dolor no para”, señalaron sus padres en un comunicado.

Por otra parte, la familia pide que se aceleren los tiempos. Por eso se espera que, desde el centro de la ciudad, marchen hacia el edificio en donde funciona el Juzgado Penal.

“Pedimos que nos acompañen en una concentración pacífica”, dijeron y acotaron que, quienes así lo deseen, pueden llevar consigo una vela o globo blanco. El punto de encuentro será El Gorosito, a las 18 horas. Allí estarán presentes Gabriela Brandán y Dante Rúa, los padres de Joaquín.