Durante la mañana de este viernes se concretó la audiencia de control de la prisión preventiva por el homicidio de Luis Alberto Ruiz, que tiene como imputado a Paulo Alejandro Oyarzo. Los representantes de fiscalía requirieron se mantenga la medida de coerción que pesa sobre el imputado hasta el final de la etapa de investigación.

En contraposición, el defensor solicitó el arresto domiciliario con tobillera electrónica de su cliente y seguido a ello, si se dispone la prisión preventiva, que la misma sea por 10 días y que se ordene la reconstrucción del hecho.

Finalmente, la jueza penal resolvió mantener la prisión preventiva que pesa sobre el imputado Oyarzo, hasta el próximo 5 de septiembre y asimismo dispuso se realice la reconstrucción del hecho solicitada por la defensa.

Mantienen la prisión preventiva para el acusado de matar a su vecino de una puñalada sobre avenida Estados Unidos

Presidió la audiencia María Laura Martini, jueza penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Fabiola López y Cristian Ovalle, funcionarios de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Daniel Fuentes, abogado particular del mismo. Asimismo, se encontraban presentes familiares de la víctima y del imputado.

Los representantes de fiscalía solicitaron el mantenimiento de la prisión preventiva ya que el próximo domingo se vence el plazo establecido en la última audiencia de revisión, el 28 de julio pasado, por los jueces Caviglia y Soñis.

Siguen vigentes al día de hoy los peligros de fuga y entorpecimiento por los cuales se le dictó la medida, esta situación no se ha modificado. Existen elementos de convicción para tener a Oyarzo como probable autor del hecho, por la gravedad del mismo y la pena en expectativa en caso de recaer condena. Todavía restan pericias por concluir y la libertad de Oyarzo podría influir sobre testigos, argumentaron desde fiscalía. Solicitando por ello se mantenga la prisión preventiva que pesa sobre Oyarzo hasta el próximo 28 de octubre del presente año, fecha en la que finaliza el plazo de investigación.

Por su parte el defensor solicitó la reconstrucción del hecho y cuestionó el modo del delito que se está investigando. La fiscalía sostiene la calificación de “homicidio simple, pero la defensa plantea la legítima defensa, exceso en la legítima defensa u homicidio culposo”. Solicitando el arresto domiciliario de Oyarzo con tobillera electrónica, ya que “no se puede hacer pesar sobre mi asistido que no se hayan concretado las medidas de prueba”. 

Finalmente, la jueza natural de la causa dispuso se realice la reconstrucción el próximo 30 de agosto y asimismo dispuso mantener la prisión preventiva de Oyarzo, hasta el próximo 5 de septiembre, en virtud que se encuentra vigente el peligro de fuga y entorpecimiento, por la gravedad del hecho y la pena en expectativa. También por la existencia del peligro de entorpecimiento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!