Ocurrió durante un control de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) sobre la ruta 26. El conductor manejaba una camioneta con pedido de secuestro y además, tenía una licencia de conducir trucha.

El hecho se registró este viernes cuando personal de la APSV realizaba un control sobre Ruta 26, a la altura del km 9, cuando se demoró al conductor de una camioneta.

Al solicitarle la documentación de rutina, se verifica que la licencia de conducir era "apócrifa". Sin embargo, otro delito que se sumaría es que la camioneta Ford tenía vigente un pedido de secuestro por haber estado involucrada en un hecho de hurto.

La camioneta quedó secuestrada. Foto: APSV
La camioneta quedó secuestrada. Foto: APSV

A partir de esta situación, los agentes procedieron a secuestrar el vehículo y se le labró un acta de infracción. Se dio avisó a la Comisaría de Rada Tilly para que de intervención a la Fiscalía Federal.