SALTA - El pasado 22 de diciembre a la madrugada dos agentes de tránsito observaron un automovilista pasando semáforos en rojo. Cuando lo detuvieron se notaba que estaba alcoholizado. El conductor huyó del lugar cuando pidieron la documentación. Fue detenido más adelante, y se comprobó que tenía 2,41gr/l de alcohol en sangre. Debido a que es un funcionario provincial, los agentes de Tránsito aseguraron que no pagó un peso por todas las infracciones.

El funcionario provincial se desempeña como Secretario General del Tren de las Nubes, en la provincia de Salta. Fue interceptado por dos agentes de tránsito cuando se dirigía por las calles de la capital provincial a altísima velocidad, por la avenida Bicentenario, según indica El Tribuno. Cuando lograron detenerlo, observaron que estaba en estado de ebriedad, y le pidieron que apague el motor del vehículo y les de los papeles del rodado y la licencia de conducir. El hombre hizo caso omiso a esto, aceleró y huyó del lugar.

Desde Tránsito indicaron que comenzaron a persegurilo y fue interceptado cuando estacionó en su casa. Allí le solicitaron nuevamente la presentación de la documentación, pero el conductor "se puso muy violento", relataron los agentes, por lo que se dio intervención a la Comisaría cercana.

Las actas de infracción labradas fueron por circular a exceso de velocidad, pasar más de 5 semáforos en rojo y manejar ebrio. El test de alcoholemia arrojó que tenía 2,41 gramos de alcohol en sangre”, agregó.

Pero lo más indignante sucedió 20 días después, cuando el agente de Tránsito que labró el acta es citado por el Tribunal de Faltas. Según reseña El Tribuno, el agente relató: “el 10 de enero fui notificado por Tránsito que me tenía que presentar en el Tribunal de Faltas el 14 a las 10 de la mañana para un careo, debido a que el contribuyente había accionado contra mí. Yo me presenté y la secretaria del juez no me dejó ingresar porque según ella había llegado tarde, y que no me iban a tomar ningún tipo de declaración. Pedí dejar sentado que yo me había presentado, pero me expresó que no hacía falta, que eso lo iban a poner ellos”.

Según se informó, el funcionario del Tren de las Nubes no abonó ninguna de las multas puestas ni recibió sanción alguna por haber manejado en estado de ebriedad, poniendo en peligro a todos aquellos que circulaban por el lugar.

Fuente: El Tribuno