COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En un control de rutina que se realizó en la tarde de este viernes sobre la ruta 39, a la altura de Diadema, un hombre que conducía en estado de ebriedad fue demorado por la Policía, pero al momento de proceder al secuestro del vehículo, se dio a la fuga y dejó a su acompañante abandonada en la ruta.

El insólito caso tuvo lugar en uno de los operativos que efectivos de la Policía, e integrantes de la Agencia Provincial de Seguridad Vial y del área Tránsito Municipal vienen realizando en diferentes puntos de Comodoro. 

El vehículo fue interceptado en la zona norte de la ciudad, le realizaron el test de alcoholemia y arrojó que el conductor tenía 1,78 gramos de alcohol en sangre, cuando la ley establece que el límite permitido para conducir un vehículo particular es de 0,5 g/l.

En el marco de los controles, que se desplegaron entre las 18:30 y 20:30 horas, también se labraron tres infracciones por falta de luces.