PUERTO MADRYN - La policía intervino en un choque sin heridos que fue protagonizada por un Fiat Uno, cuyo conductor circulaba a gran velocidad casi atropella a una familia en la intersección de las calles Hansen y avenida Roca de Puerto Madryn.


Ante el accionar del conductor, los efectivos policiales le dieron la orden para que detenga su marcha. Las señas fueron desconocidas por el hombre que conducía el automóvil, quien además casi arrolla al efectivo policial que estaba haciendo las señales indicativas para que detenga el auto.


Finalmente, el Fiat Uno paró a unos 20 metros del efectivo. Cuando el conductor fue entrevistado por el personal policial se constató que el mismo poseía un gran aliento etílico y descoordinación motriz.

El hombre fue demorado por violar la Ley24.449, artículo 72, además de darse intervención a la fiscal de turno que dispuso que auto quede depositado en la Comisaría Tercera, detalló Jornada.