ESQUEL (ADNSUR) - Se trata del médico de Esquel que cumplía funciones en la Policía Federal investigado por fotografiar el cuerpo cuando estaba en la morgue del cementerio. La propia Fiscalía Federal había dado a conocer hace poco menos de un año que se habían reunido elementos que permitirían acreditar que el responsable de la filtración sería el médico de la Policía Federal Argentina Werther Augusto Aguiar, quien participó del procedimiento de recuperación del cuerpo del río Chubut y su resguardo en la Morgue de Esquel.

Maldonado: Procesaron al médico Aguiar por las fotos del cuerpo

Maldonado: Procesaron al médico Aguiar por las fotos del cuerpo

Según informó Infobae en la instrucción quedó probado que el médico había tomado fotografías al cuerpo de Santiago la noche del 17 de octubre de 2017. Testigos y registros fílmicos documentaron tal situación inclusive determinando los ángulos de las fotografías dispaaradas pro Aguiar que registró el cuerpo a pedido del Juez de la causa, Gustavo Lleral, comunicando que el acto era de estricta confidencialidad.

El objeto de la investigación era determinar la responsabilidad que le cabe al imputado en virtud de lo dispuesto en los arts. 156 y 157 del C.P., que sancionan a quien “teniendo noticia, por razón de su estado, oficio, empleo, profesión o arte, de un secreto cuya divulgación pueda causar daño, lo revelare sin justa causa” y “el funcionario público que revelare hechos, actuaciones, documentos o datos, que por ley deben ser secretos”.

Efectivamente el Juez Otranto lo procesó por violación al artículo 157 del Código Penal que “reprime con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial de uno a cuatro años al funcionario público que revelare hechos, actuaciones, documentos o datos que por ley deben ser secretos”.

Maldonado: Procesaron al médico Aguiar por las fotos del cuerpo

En la investigación de la Fiscalía Federal de Esquel, se recuperaron las fotografías tomadas por las otras tres personas que tenían autorización para hacerlo y ninguna de ellas se corresponde con las que se viralizaron por las redes sociales. Sin perjuicio de ello, se secuestró el celular del imputado y se ordenó su peritaje con el objeto de establecer si existen o existieron en el aparato de telefonía celular fotografías extraídas el día 17/10/2017 o 18/10/2017 del cadáver de quien en vida fue Santiago Andrés Maldonado; si fueron borradas; si fueron enviadas por alguna aplicación, mensajes de texto o correo electrónico; y, en caso afirmativo, que se extraiga toda la conversación del día en que fueron enviadas y los tres días posteriores.

Una de las conclusiones de la investigación judicial da cuenta que el teléfono entregado por Aguiar pertenecía a su hijo. En la causa declararon enfermeras y médicos del Hospital de Esquel donde aún se desempeña el médico en cuestión que habrían dado cuenta que les mostró las fotos en ese lugar de trabajo.