Un joven de 29 años falleció en la noche del martes en Puerto Madryn, en un confuso episodio en el que se investiga si había bebido un producto adulterado o en mal estado, mientras le realizaban masajes.

Alrededor de las 22:30 del martes la policía intervino ante un pedido de ayuda de personal médico en una vivienda de 9 de Julio al 500.

El llamado fue por la existencia de una persona "descompensada".

Cuando los equipos médicos llegaron al lugar se encontraron al joven tendido en el suelo sin signos vitales.

De inmediato, trascendió que le realizaron tareas de reanimación, pero no fueron efectivas, por lo que se dispuso su traslado al hospital local, donde se intentó realizar maniobras de RCP con un desfribilador.

Al darle paso de lo ocurrido a la policía y la Justicia, efectivos de Criminalística recogieron en el lugar distintas muestras, como un vaso de vidrio en el que presuntamente el fallecido había bebido agua, y se tomó una muestra de ese líquido.

Según la policía, cuando llegó al lugar solo estaba el cuerpo de la persona tendida y luego llegó un masajista que dijo ser dueño del lugar.

Este hombre aseguró que se disponía a realizarle masajes al hombre, cuando se descompensó.

La Justicia dispuso la realización de la autopsia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!