Elías Molina, de 37 años, condenado a prisión perpetua por el crimen de Paolo Trigo, un operador de remises de Puerto Madryn, ahora está acusado de asaltar una panadería. La Policía lo detuvo a unas pocas cuadras del lugar.

El hombre había obtenido salidas transitorias para trabajar. El lunes pasado, quedó involucrado en un robo a una panadería. Al parecer intentó darse a la fuga en moto con un cómplice, pero los capturó la Policía.

Molina ahora está acusado de haber robado dinero y el celular a la empleada del local. El hombre quedó detenido en prisión preventiva. La Fiscalía pidió que le revoquen las salidas transitorias de la cárcel; le recordó al juez que ya había hecho este mismo otros años.

El 12 de marzo de 2004, Paolo Trigo fue asesinado de dos balazos por la espalda cuando estaba trabajando en una remisería del Barrio Pujol 2. La Justicia condenó a Molina por ese hecho aberrante.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!