Un macabro hallazgo realizaron los empleados del Cementerio de Viedma, en Río Negro, cuando al ingresar al predio se encontraron con un cadáver en un banco. Un dato no menor es que le faltaba un brazo.

El hecho ocurrió el lunes por la mañana cuando empleados del cementerio llegaron a trabajar y notaron que habían abierto un nicho, sacaron el cuerpo del cajón y lo dejaron apoyado en un banco. 

La principal hipótesis sobre lo sucedido apunta a que el cadáver fue extraído para robar pertenencias que pudieran estar dentro del féretro. Luego, lo dejaron apoyado en un banco, aunque se habrían llevado su antebrazo.

La policía de Río Negro realizó pericias en el predio del cementerio ya que no es la primera vez que ocurre un robo y se cree que los delincuentes ingresaron durante la madrugada.

Lo sucedido con el cadáver - que además le faltaba un antebrazo- causó conmoción en la comunidad de Río Negro por la profanación del cuerpo. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!