Una patota agredió a fierrazos a un joven deportista de Río Gallegos, quien lucha por su vida y su familia pidió una cadena de oración.

Se trata del futbolista de Boca de Río Gallegos Marcos Borquez, quien fue atacado este viernes y permanece internado en el Hospital Regional.

Ante la situación, su familia pidió una cadena de oración por su recuperación.

"De parte de todo el Club Boca Río Gallegos deseamos de todo corazón que pueda salir adelante de la mejor forma en este momento y se haga Justicia por lo sucedido", escribieron en redes sociales desde el club.

Según informó La Opinión Austral, todo sucedió luego de que el joven estuviera jugando al fútbol en la calle junto a algunos amigos cerca de su casa, en calle Tucumán, donde se encontraba junto a Ariel, un amigo de 13 años, y Andrés, otro de 15.

Según informaron fuentes policiales se encontraban en el interior del domicilio compartiendo algunas bebidas hasta que en un momento determinado se dio una discusión y pelea con otro grupo de jóvenes -unos siete- que les arrojaron piedras y los golpearon con un fierro, siendo Daniel el más afectado por el vehemente accionar de la “patota”.