El 9 de septiembre de 2018 la policía de Comodoro Rivadavia encontró restos óseos humanos en el interior de baldes de pintura en Chacabuco y San Martín,  y también en un terreno en Rivadavia y Urquiza.  Luego de casi cuatro años, se pudo determinar que pertenecían a un hombre, de unos 50 años.

Pero aún es un misterio sin resolver su identidad, ya que el ADN no se condice con nadie que haya desaparecido en aquella época, indicaron fuentes judiciales.

La fiscal Cecilia Codina informó a ADNSUR que las pericias sobre estos restos humanos dieron como resultado  que “pertenecen a una sola persona, de sexo masculino, de 50 años o más y de una altura de un 1.70”. 

Los huesos encontrados en baldes en el 2018 en Comodoro son de un hombre pero no logran identificarlo

Y señaló que los restos debieron ser analizados por el laboratorio forense de la Corte Suprema de Justicia,  porque “al no tener material no podía ser peritado por los centros de la provincia”.

La fiscal señaló que ahora se trabaja en  establecer la identidad de un hombre, de unos 50 años, que fue asesinado en 2018.
La fiscal señaló que ahora se trabaja en establecer la identidad de un hombre, de unos 50 años, que fue asesinado en 2018.

“La data de muerte es de dos a tres meses antes del hallazgo”, dijo, sin embargo, aclaró que “hasta el momento no pudimos saber a quién pertenecen” porque no hay personas desaparecidas de esa época con estas características.

Se realizó un cotejo a nivel local pero dio negativo. Y también  las muestras fueron analizadas con datos de  un banco de datos de desaparecidos a  nivel país, pero hasta el momento sin resultados positivos.

“Es muy difícil al no saber quien es la persona realizar una investigación. Ahora necesitamos saber quién es la persona sobre la que ocurrió el homicidio”, sostuvo finalmente la fiscal.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!