COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- El 15 de marzo de 2010, los gritos de una persona en el exterior de la vivienda familiar ubicada en Eva Duarte al 1824 del barrio Máximo Abásolo hicieron que el padre de la familia se levantara y al salir se encontrara con Celestino Vera, pareja de su hija Nadia, exigiendo la presencia de la misma. Ante esta situación el hombre se negó, al tiempo que su pareja e hija se acercaron a ver lo que sucedía y tras pedirle que se retirara, Vera comenzó a insultar y amenazar a los presentes. En un momento dado extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar, resultando ilesos quienes habían recibido a Vera pero no así la joven de 24 años, Eliana Epulef, quien fue alcanzada por un proyectil en la zona del abdomen que le lesionó intestino delgado y grueso, lóbulo hepático y vesicular biliar, además daño la vena cava desgarrándola lo que terminó por provocarle la muerte poco después de su ingreso al Hospital.

Celestino Vera

Semanas después, Vera pudo ser detenido por el hecho, siendo enjuiciado en el año 2012 y condenado pero luego de varios reveces judiciales recién cinco años después del crimen quedó firme la condena de 10 años y ocho meses de prisión por el homicidio.

No obstante, la historia no terminaría allí sino que los Epulef eran víctimas de constantes amenazas por parte del grupo de pertenencia de Vera y mientras reclamaban justicia por Eliana, tres años después de dicho crimen nuevamente fueron golpeados por la tragedia, cuando Franco, hermano de Eliana de tan solo 16 años fue asesinado.

El crimen de Franco ocurrió el 15 de septiembre de 2013 cuando recibió un disparo en el tórax mientras caminaba con dos familiares por calle Viamonte luego de salir del boliche Gigante. En momentos en que transitaban la zona, un vehículo conducido por Enzo Levian quien iba acompañado por integrantes de la familia Vera, detuvo su marcha y ambas partes iniciaron una gresca, pero fue Levian quien extrajo un arma y disparó contra la humanidad del joven provocándole la muerte al poco tiempo, los agresores escaparon.

Enzo Levian

Un año después, Levian fue enjuiciado y condenado a cumplir la pena de 11 años de prisión por el crimen del menor.

El crimen impune de Diego

Tras la muerte de su hermano Franco, Diego Epulef (34) fue el encargado de encabezar diversas manifestaciones en reclamo de Justicia pero también pidiendo seguridad para su familia quienes constantemente eran hostigados por los Vera y como si fuera una crónica anunciada de lo que le sucedería, el 24 de octubre de 2013 Diego fue baleado cuando se encontraba con familiares al frente de la vivienda donde también había muerto su hermana. Un disparo ingresó por su ojo derecho dejándolo en un estado irreversible que terminó quitándole la vida.

Diego Epulef

Por el hecho fue imputado Rodrigo Soto, quien recién el año pasado fue sometido a juicio siendo por el beneficio de la duda absuelto de culpa y cargo, no obstante el sujeto permanece detenido tras haber sido condenado a cumplir 12 años de prisión por el crimen de Anahí Copa ocurrido en 2015.

Rodrigo Soto

En tres años se perdieron las vidas de tres jóvenes integrantes de una familia, pero pese a ello, los mismos siguen adelante, siendo Diana Montesino, madre de ellos un pilar fundamental que permitió que pudieran seguir adelante, pese a las injusticias.