COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este martes comenzó el juicio contra Héctor Fretes, único imputado por el homicidio de Luis Miguel Curiqueo, ocurrido el 8 de septiembre de 2017 en el boliche "Old Draw". Según la Fiscalía, Fretes fue hasta su vehículo a buscar un arma de fuego, ingresó nuevamente al local y "sin motivo aparente" le disparó dos veces a la víctima. Para el abogado defensor, Fiscalía no podría probar la autoría del crimen, y agregó que -en todo caso- es errónea la afirmación de "sin motivo aparente", ya que habría respondido a un "ataque a su honor", por lo que adujo la figura de legítima defensa

Lo mató dentro de un boliche: comenzó el juicio contra Fretes

El juicio oral y público comenzó esta mañana con la exposición de las partes, y se escucharon los primeros 9 testigos. El miércoles continuará el juicio con una nueva ronda de testigos. El tribunal de debate estuvo integrado por los jueces Daniela Arcuri, Alejandro Soñis y Mónica García; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Fretes fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo. Asimismo se encontraban presentes familiares y amigos de la víctima, acompañados por una profesional del SAVD.

La fiscal hizo referencia al hecho a ventilar en el debate acontecido el pasado 8 de septiembre de 2017, siendo aproximadamente las 02.30 hs., cuando Héctor Fretes se encontraba junto a un grupo de personas en el interior del local comercial “Old Draw”, sito en la calle Güemes entre San Martín y Sarmiento de nuestra ciudad. En un momento dado, Fretes egresó del comercio hacia el exterior, donde se hallaba estacionado su vehículo Peugeot Partner, de cuyo interior extrajo un arma de fuego. Luego reingresó al local y, sin motivo aparente y con claras intenciones de dar muerte, realizó al menos dos disparos hacia la humanidad de Luis Miguel Curiqueo, quién también se hallaba en el lugar. Dos de estos disparos impactaron en el cuerpo de la víctima, uno de ellos ingresó por la parte superior del brazo izquierdo, cruzando hacia el tórax; y el otro impactó en la zona torácica, quedando ambos proyectiles alojados en el cuerpo de Curiqueo. Dichas lesiones causaron la muerte de la víctima por shock hipovolémico de ambas aurículas, provocado por el paso de un proyectil. Calificando la fiscal jurídicamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de autor para Héctor Martín Fretes.

Lo mató dentro de un boliche: comenzó el juicio contra Fretes

Por su parte el defensor postuló “la teoría negativa del caso, que la fiscalía no va a poder probar su caso”. Subsidiariamente adujo la figura de homicidio en legítima defensa, con “error de prohibición indirecto”, donde dice “sin motivo aparente” fue por un ataque a su honor, aseguró el defensor.

La primer testigo fue una oficial de servicio que la noche del hecho se encontraba de guardia en la Seccional Primera de policía. Recordó que toma conocimiento que una persona llega al área de Criminalística diciendo que había encontrado una persona tirada en el piso, bañada en sangre en la esquina del Banco Nación.

Luego la encargada del local comercial donde se produce el hecho dijo que estaba al fondo en el mostrador y que víctima y victimario, no hablaron ni discutieron. Uno se sienta, el otro estaba afuera en la camioneta y escucha dos disparos. El imputado Fretes se manejaba con respeto y se olvidó su celular en el mostrador, ya que ella lo tenía cargando.

Seguido prestaron declaración dos personas que aquella noche se encontraban en el lugar. Uno entraba y salía del lugar, va a la camioneta y vuelve con el arma y se escuchan los disparos. El herido sale caminando a la calle y el que disparó se fue en la Partner, relataron.