CAPITAL FEDERAL- Un chico de 29 años murió en el Hospital Ramos Mejía dos días después de haber sido atacado salvajemente en plena 9 de Julio, sobre la calle Lima en la intersección con la Av. Rivadavia. El hecho sucedió el jueves a la madrugada, cuando Emanuel Ojeda volvía junto con su hermano Javier de ver el partido de Boca en la casa de unos amigos.

Lo mataron en plena 9 de Julio: investigan una pelea entre hinchas

Según las primeras informaciones, un grupo de personas los atacaron y les dieron varias trompadas. El chico se cayó al piso, se golpeó con el cordón de la vereda y se fracturó el cráneo. Aunque fue trasladado al hospital, murió tras dos días de estar en coma.

"Ellos venían de ver el partido de Boca y pasaban por ahí. Mi sobrino que también está golpeado nos contó que los empezaron a insultar y los golpearon", comentó Raúl, tío del joven fallecido, según consignó la agencia NA.

"No fue una pelea de barras, ellos no tienen nada que ver con la barra, ni siquiera estaban vestidos con nada de Boca. Tenía el cráneo hundido. Tenía toda la vida por delante, tenía 29 años", dijo entre lágrimas su cuñado.

Según consignaron en A24, en las cámaras de seguridad se ve que ni la víctima ni su cuñado tendrían una camiseta de Boca.

Por su parte, en declaraciones al canal de noticias TN, el tío de la víctima dijo que en medio de la golpiza que estaban recibiendo los jóvenes, una persona que pasaba por allí quiso separarlos. "Sé que se metió gente a separarlos, pero no sabemos quién fue. Lo que sí me contó mi sobrino es que en un momento se dio vuelta y el hermano ya estaba tirado en el suelo", relató.

Los familiares del joven fallecido se manifestaron en el Hospital Ramos Mejía y reclamaron ante las cámaras de televisión justicia por Emanuel. "Lo mataron como a un perro, por favor necesitamos las cámaras de seguridad de la Ciudad y testigos para saber quién lo mató", expresó un cuñado de la víctima. Además, contó que al recibir un golpe, Emanuel cayó y golpeó contra el cordón, quedando inconsciente.

La causa está siendo investigada en la Fiscalía Criminal y Correccional N° 37 a cargo de la fiscal Romina Monteleone, quien dispuso que se analicen las cámaras de seguridad de la zona.