RAWSON (ADNSUR) - Este jueves a la medianoche, un hombre de 35 años fue hallado esposado a un poste de luz y con los pantalones bajos en el Área 12 de Rawson. Dijo que había trabajado en la planta potabilizadora de Magagna, pero resulta que allí no existe ningún edificio de ese tipo. Señaló que había cobrado un dinero que le fue robado.

Tras el extravagante hallazgo, fue anoticiada la Policía bajo el alerta que graficaba la presencia de un hombre alcoholizado y atado. Al acudir al sitio, constataron que efectivamente estaba esposado a un palo de luz. Según destaca Jornada, el hombre había estado desde la tarde compartiendo bebidas alcohólicas.

El hombre contó que había cobrado 700 pesos y que se los robaron, con lo cual el único delito que se investiga es el de robo. El hombre, tras dar un argumento inverosímil, se negó a una rueda de reconocimiento para ubicar a los autores del amarre. Dijo que había trabajado en la planta potabilizadora de Magagna. Pero resulta que allí no existe ningún edificio de ese tipo.