Un hombre que circulaba en camioneta por el camino de Puerto Lobos, en la Ruta 1, fue interceptado en un control de tránsito, porque llevaba una caja de leña sin la autorización correspondiente, y al moverla descubrieron que había cazado seis guanacos que tenía ocultos.

El hecho ocurrió este viernes en horas del mediodía en medio del campo. El hombre transportaba seis guanacos despostados con un peso de 300 kilogramos, que fueron donados a un refugio para perros, siguendo las instrucciones de la Dirección de Fauna.

Los efectivos de la Policía Rural de Madryn, que hacían controles en la ruta, le pidieron al conductor que detuviera la marcha de la camioneta blanca al observar de lejos que tenía la caja cubierta con una lona naranja, lo que despertó las sospechas.

La carne de guanaco fue secuestrada y la donaron a un refugio canino. Foto: División Rural Policía del Chubut
La carne de guanaco fue secuestrada y la donaron a un refugio canino. Foto: División Rural Policía del Chubut

En efecto, al revisar la caja de la camioneta encontraron una caja con 250 kilogramos de leña piquillín sin la correspondiente guía de transporte, y lo invitaron a que los acompañara a la División de la Policía Rural.

En el preciso momento en que iban a hacer el secuestro de la leña, los efectivos descubrieron la carne de guanaco que se encontraba oculta debajo de la caja.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!