Se investiga la muerte de un detenido en la comisaría de la localidad La Falda, Córdoba, ocurrida el pasado fin de semana. Tres jefes policiales fueron desplazados de sus funciones.

Se trata del director de la Jefatura Departamental Punilla Norte, comisario inspector Diego Alejandro Bracamont, quien fue desplazado de su cargo; y del director General de Recursos Humanos, Formación Profesional y Entrenamiento Policial, comisario general Julio César Faria, y el director de Entrenamiento Profesional Permanente, comisario inspector Marcos Germán Manrique, ambos puestos en situación de retiro obligatorio, dijeron los voceros.

"Las medidas adoptadas responden a garantizar el interés superior de contribuir al total esclarecimiento del hecho ocurrido", advirtió el Ministerio de Seguridad de la provincia mediante un comunicado.

El episodio que se investiga es la muerte de Jonhatan Romo (35), quien había sido detenido la tarde del pasado domingo en la esquina de Vélez Sarsfield y avenida Italia, de La Falda, tras una denuncia de vecinos porque realizaba disturbios en la vía pública.

Ese día, en el parte oficial de la policía se indicó que luego de ser trasladado a la comisaría local el hombre se descompensó y murió, lo que fue constatado por un servicio de emergencias.

Tras el hecho, la familia de Romo exigió saber qué sucedió con él en la dependencia.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial informó que tomó inmediata intervención para la contención de los familiares de la persona fallecida y aseguró que acompañará el desarrollo del proceso investigativo para obtener "el total esclarecimiento" del hecho.
 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!