COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una trabajadora sexual dominicana fue atada de pies y manos en el asiento trasero de un automóvil y el conductor y cliente le apuntó con un arma de fuego, mientras le juraba que cuando llegaran al Cerro Chenque le pegaría un tiro en la cabeza. Efectivos policiales de la Comisaría Segunda fueron alertados a tiempo y detuvieron al hombre, de 46 años. Le secuestraron un rifle de aire comprimido, un cuchillo y se esperaba una orden judicial para requisar el interior del vehículo en búsqueda de una pistola que pudo haber descartado mientras forcejeaba con la víctima.

“Me llevaba al Cerro para pegarme un tiro en la cabeza. Tuve que pedir ayuda a los gritos, estaba desesperada”, contó luego la víctima a diario Crónica.

Los efectivos fueron alertados este miércoles a las 15:20 horas por el policía que cumplía servicio adicional en la SCPL de Sarmiento casi Viamonte, de haber interceptado un Suzuki Fun color negro con un conductor que quiso darse a la fuga mientras en el asiento trasero una joven mujer pedía a gritos auxilio ya que la llevaban al cerro Chenque para matarla.

En el asiento trasero pudieron observar a la mujer atada con sogas en pies y manos y a simple vista observaron al hombre que se encontraba armado, por lo que rápidamente lo redujeron.

Luego se conoció que la denunciante conocía a su cliente desde hace por lo menos dos años y que el hombre la llamó al mediodía para concertar una cita para un “pase sexual” y que alrededor de las 13 pasó a buscarla a su domicilio sobre la calle Mendoza al 300 del barrio 9 de julio.

“Por eso me llamó la atención que dijera que iríamos al Mirador del Cerro Chenque. Nunca habíamos ido a ese lugar. Yo lo conocía y alguna vez le pedí plata prestada y siempre se la devolví, pero parece que estaba obsesionado”, dijo la mujer.

El hombre fue identificado como Alberto Alirio Márquez, de 46 años, quien en las próximas horas será sometido a una audiencia de control de detención donde deberá responder seguramente por “Privación ilegítima de la libertad, amenazas y lesiones”, además de la tenencia de armas, detalló Crónica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!