COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En la tarde de este lunes, una camioneta Renault Kangoo que circulaba por Ameghino chocó cuando llegaba a la esquina de Alvear.

“Dios mío, que se salve mi hijo, por favor, eso te pido, que lo salven, lo veía muy mal”, manifestó entre llantos un hombre identificado como Emanuel Soto, conductor del auto, tras el choque con otro auto que era conducido por una mujer. El hombre llevaba a su hijo de 4 años con convulsiones a la clínica y chocó 2 cuadras antes de llegar.

Una vez que la policía se enteró que había un menor lesionado, optaron por cortar el tránsito por Ameghino desde calle Alem. Tras la colisión, el niño y su mamá fueron trasladados en otro vehículo particular hacia la Clínica ubicada a dos cuadras.

El padre del menor explicó a Crónica que “yo llegué del trabajo, mi hijo merendaba y de pronto como que se desplomó y entró en convulsiones, salimos enseguida con mi señora, me dicen que mi nene entró sin respiración a la clínica, Dios, ojalá lo reanimen, por favor” pedía el joven hombre.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!