COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este miércoles por la noche se realizó una nueva audiencia de control de detención por el homicidio de José Oviedo en Fracción 14. Según puso saber ADNSUR, uno de los cuatro detenidos quedó en libertad por "un error involuntario de la Brigada de Investigaciones" ya que no era la persona que buscaban. 

El fiscal general Martín Cárcamo brindará una conferencia de prensa en el Ministerio Público Fiscal este jueves a las 10:30 horas para informar detalles del caso.

José Oviedo, fue asesinado a golpes y patadas por al menos 40 vecinos que lo atacaron y hasta pretendían atarlo con una soga para arrastrarlo por la calle, al creer erróneamente que era el padre del violador de un niño de 12 años. 

El subjefe de la Policía de esa provincia, comisario general Néstor Gómez Ocampo, informó   que el episodio ocurrió el lunes y fue consecuencia de la denuncia efectuada por un chico que dijo haber sido abusado sexualmente cuando caminaba desde el colegio a su casa, ubicada en Fracción 14.

De acuerdo a la pesquisa, el niño le contó a su madre que cuando regresaba a su hogar fue interceptado en la vía pública por una persona que lo amenazó con un cuchillo y lo obligó a ir hasta un descampado, donde lo sometió sexualmente y luego lo golpeó.

"El chico llega a la casa de su madre herido y cuenta lo que le pasó, tras lo cual se pone en práctica el protocolo de actuación ante estos casos y es llevado al hospital", detalló el subjefe de la policía chubutense.

Mientras esto ocurría, y cuando ya caía la tarde, por las redes sociales comenzó a circular entre los habitantes de Comodoro Rivadavia el nombre del presunto abusador, un joven de 21 años que en ese momento estaba en una casa de la zona.

La Policía fue entonces hasta esa vivienda y, frente al temor de que el joven fuese atacado por vecinos enardecidos, lo sacó por una ventana, lo puso a resguardo y lo trasladó a la dependencia policial de la zona.

Una vez allí, el joven fue liberado, ya que el niño víctima del abuso dijo que no había sido el atacante, explicó el vocero.

Pero mientras esto ocurría en la dependencia policial, por las redes sociales se montó una pueblada de entre 40 y 60 personas que salieron en busca del supuesto violador sin saber que el niño ya había dicho a las autoridades que no había sido ese el autor.

Los vecinos fueron primero a la vivienda de donde había sido retirado antes por la Policía y, como no lo encontraron, se dirigieron a la casa de su padre.

"Cuando el hombre vio llegar al grupo enardecido y vio las intenciones que tenía, salió corriendo de la casa, aunque fue alcanzado y golpeado. Comenzaron a pegarle, incluso lograron evitar que la Policía lo retuviera, ya que literalmente se lo arrebataron de las manos", contó el subjefe policial.

Gómez Ocampo añadió que incluso uno de los agresores "pretendía atarlo con una soga para arrastrarlo por la calle", aunque finalmente los efectivos lograron impedirlo y secuestraron ese elemento para ser aportado como prueba en la investigación.

Fue así que en plena calle los agresores atacaron a patadas y golpes de puño al hombre, identificado como José Oviedo (48), a quien finalmente mataron, explicó el funcionario policial,