El sábado por la mañana, personal policial de la Seccional Séptima recibió el aviso de un presunto homicidio en barrio Máximo Abasolo. Al arribar al lugar, sobre calle Huergo, constataron la muerte de una mujer de 81 años. Según indicaron fuentes policiales, el hecho habría ocurrido en la noche del viernes.

Los agentes trabajaron en el lugar junto a integrantes de Criminalística, quienes encontraron a la víctima en el suelo, con sus manos atadas a la espalda, amordazada y una campera cubriendo la cabeza.

Por el hecho, fueron detenidos dos hermanos de 18 y 27 años. Sin embargo, este domingo, la policía informó que ambos fueron liberados ya que "no hay elementos para establecer su culpabilidad".

Tal como se informó, mujer vivía sola y les alquilaba dos departamentos en el mismo predio a estos dos hombres. Según se detalló, la anciana no tenía signos de ahorcamiento. 

Los investigadores policiales de la DPI trabajaban codo a codo con la fiscal Andrea Rubio para dilucidar el caso. Según declararon testigos, los hermanos mantenían constantes discusiones con la abuela que solía recriminarles los ruidos molestos o las visitas que recibían hasta altas horas de la madrugada.