RAWSON (ADNSUR) - El Gobierno de la Provincia de Chubut hará tests sorpresa de narcolemia y alcoholemia a policías, así lo confirmó el ministro de Gobierno, Federico Massoni.

El narcotest es un dispositivo que se coloca en la boca de una persona e identifica mediante un color el tipo de droga que consumió. En tanto, el control de alcoholemia mide la concentración de alcohol en sangre. Se obtiene por medio de un porcentaje de la masa, la masa por el volumen o una combinación. 

Asimismo, Massoni indicó que la semana que viene comenzarán a aplicar los controles de narcolemia y alcoholemia en rutas nacionales y provinciales, y también desplegarán operativos en todas las ciudades. Los procedimientos están a cargo de la Agencia Provincial de Seguridad Vial y la Policía del Chubut.

"La presencia de alcohol y drogas al volante es una infracción al código de tránsito, y la sancionan con una multa. Hay varios casos de controles de alcohol en las calles y en las rutas que dan negativo, porque los automovilistas presuntamente consumieron drogas", dijo. 

También indicó que ya están colocando los radares que detectan infracciones a la velocidad máxima permitida en las rutas.

VENTA MINORISTA DE DROGAS

Por otro lado, Massoni informó que está próximo a enviar a la Legislatura la adhesión a la Ley nacional de desfederalización del narcomenudeo para que sean la Justicia provincial y la Policía del Chubut las que persigan la venta minorista de drogas en las ciudades.

En el Gobierno provincial consideran que estas reformas van a permitir atacar la comercialización de estupefacientes en el territorio y también creen que las causas se van a mover con más celeridad al quedar en manos de los jueces penales.

Según destaca diario El Chubut, la Justicia Federal se encargaría de los casos complejos que involucran a organizaciones delictivas dedicadas al narcotráfico. Por último, sostuvo que se proyecta instalar 130 cámaras de seguridad en Comodoro. del área 911, que se sumarán a las 125 cámaras que ya disponen actualmente.

Las cámaras fueron financiadas por empresas privadas, más un aporte del Estado en lo que respecta a la licencia de software y el lugar de funcionamiento. Estimó que el área 911 contará con alrededor de 200 cámaras, entre las que se destacan domos de última generación.