COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El sábado a la mañana, los internos del Pabellón 5 de la alcaidía policial de esta ciudad fueron trasladados a sus hogares para cumplir con arresto domiciliario hasta el lunes 21 debido a que la totalidad de los condenados usaba un solo inodoro, exponiéndose a contraer enfermedades, según se fundamentó desde la defensa. La polémica decisión se reabre luego de que en abril pasado el juez hiciera lugar al pedido de la Defensa Pública otorgando la domiciliaria a presos por la falta de gas, tras lo cual se instalaron termotanques eléctricos y caloventores.

Un episodio similar ocurrió en junio, cuando los presos del mismo pabellón sufrieron problemas eléctricos porque se rompió la caldera que calefacciona el edificio.

Los condenados se quejaron por la falta de inodoros, duchas, la presencia de hongos y el riesgo de contraer infecciones, al  tiempo que reclamaron otras reformas en el edificio. A través de sus defensores públicos y privados, presentaron un habeas corpus para garantizar que se cumplan sus derechos de encierro.

La audiencia de corrección de habeas corpus se desarrolló el viernes pasado en la Oficina Judicial. Fue presidida por el juez Odorisio, y siete de los diez condenados estuvieron representados por María de los Ángeles Garro y Mauro Di Taranto, en tanto que el Ministerio Público estuvo representado por la fiscal Mónica García. También participaron el representante del área penitenciaria de la Policía del Chubut, comisario Pablo Jaramillo y el jefe de la alcaidía, subcomisario Víctor Farsi.

En un primer momento, fiscal se opuso a que los reos sean beneficiados con prisión domiciliaria y propuso que sean trasladados al Instituto Penitenciario Provincial durante el tiempo que demanden las refacciones.

Sin embargo, las autoridades indicaron que se estima que los trabajos concluirán dentro de nueve días desde la fecha de la audiencia, o sea, hasta el próximo 21.