ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) – Un banco estadounidense depositó por error un total de 120 mil dólares en la cuenta de una pareja. Pese a que sabían que se trataba de una equivocación, decidieron no informarlo a las autoridades, se gastaron todo el dinero en dos semanas y ahora enfrentan cargos en la Justicia por robo.

Según confirmó The Washington Post, Robert y Tiffany Williams tenían a principios de junio en su cuenta solo U$S1.000 y no estaban acostumbrados a hacer transferencias de grandes montos.

Hasta que un empleado del banco BB&T les acreditó el dinero que estaba destinado para un negocio. Por razones que aún se desconocen, el sistema procesó mal la operación y le envió el dinero a esta pareja.

Sin preguntar el origen de los misteriosos fondos que aparecieron en su cuenta, los Williams aprovecharon la situación y se compraron dos autos, una casa rodante y un remolque. A su vez, repartieron una parte entre sus amigos y saldaron deudas. En ningún momento se comunicaron con las autoridades.

El golpe de suerte no tardó en convertirse en una pesadilla. El banco les notificó al poco tiempo del error y les exigió devolver todos los fondos. En una primera instancia, la pareja negoció un plan de pago, después dejaron de atender el teléfono.

Por este motivo, la Policía tuvo que intervenir y los demoró para interrogarlos por separado. En sus declaraciones, admitieron que sabían que el dinero no les pertenecía, pero que igual decidieron gastarlo.

El matrimonio ahora enfrenta tres cargos de delito grave de robo y de recibir propiedad robada, según muestran los registros judiciales. Se presentaron ante el tribunal la semana pasada y pagaron una fianza de U$S25.000 cada uno, según publica TN.